Mejora tu cocina con el Feng shui

Otra de las estancias claves para esta disciplina, es la Cocina. Un espacio que considera debe ir ubicado en un sitio preciso, tener unos colores adecuados y una iluminación concreta. Nada lejos de lo razonable y de los buenos hábitos, como veremos. Así puedes mejorar tu cocina con el Feng shui.

Junto a la entrada de la casa, como ya vimos , y el dormitorio. La cocina se convierte en una de las zonas de la casa donde poner más énfasis en el cuidado del buen fluir de las energías.

¿Cómo mejorar tu cocina con el Feng shui?.

Cuando el espacio de la cocina no es demasiado grande resulta difícil tener en cuenta todo lo que nos recomienda el Feng shui. En el caso de no poder solucionarlo ni cambiar su distribución lo mejor es mantener la cocina, limpia, recogida, ventilada y bien iluminada. Añadir plantas que vitalicen ese espacio y elegir accesorios naturales que harán de este espacio un lugar armonioso. Como hemos visto en tantas ocasiones la limpieza y el orden juegan a nuestro favor en lo que se refiere al fluir de las buenas energías.

La cocina es un lugar especial.

Es una de las habitaciones más importantes de NUESTRO HOGAR por el simple hecho de que es el espacio donde los alimentos se convierten en comida. Esa comida que nos alimenta y nos da la energía necesaria. Simbolizando la salud y la riqueza de sus habitantes. Por lo que es fundamental atraer la energía positiva hacía ella.

Algo fácil de conseguir con ciertas costumbres, tal y como vimos en el post dedicado a la entrada de la casa. Costumbres llenas de sentido común, como son la de mantener la cocina limpia y recogida. Evitar tener aparatos o cosas que ya no funcionan ocupando espacio o acumular demasiadas cosas sobre la encimera que nos impidan trabajar en ella.

A esto debemos sumar que esté bien ventilada e iluminada, algo básico para hacer las tareas necesarias sin complicaciones. La cocina es un espacio donde podemos correr ciertos riesgos evitables (alimentos que se están cocinando, cuchillos con los que cortarnos, suelos mojados con los que resbalar, etcétera). Pero, cuando está recogida, limpia, ventilada y bien iluminada esos riesgos se minimizan.

My scandinavian home

La importancia del color en la cocina.

Está comprobado el efecto que los colores trasmiten al ser humano. Produciendo distintas sensaciones según sea uno u otro. En la cocina hay tonos favorables y recomendables, pero otros que no lo son tanto. Así, los fríos como el azul o el gris, reducen la sensación de apetito. Mientras que los cálidos, rojos y anaranjados crean el efecto de generar calor, haciendo apetitosos los alimentos.

Los más recomendables son los tonos claros y frescos, como el blanco o el marfil que relacionamos con la pureza y la limpieza. Factores importantes en la preparación de la comida. De esta manera los colores más claros y ciertos tonos cálidos se convierten en ideales en esta estancia. Como hemos hablado otras veces los colores claros, amplían el espacio.

My scandinavian home

Te puede interesar leer este post Cómo ahorrar tiempo en ordenar y limpiar la cocina.

¿ Dónde debe estar ubicada la cocina?.

Que esté hacía el norte es lo ideal. Lo es por una razón de lo más lógica, los espacios al norte reciben menos calor que los que están situados al sur. Pero, la cocina al generar calor por si misma no necesita tanto estar dirigida hacía ese punto cardinal. En definitiva, la cocina ayuda a equilibrar la energía de la casa, al calentar las partes más frías de la misma.

Te puede interesar leer este post Ideas sencillas para organizar una cocina pequeña.

La luz atrae la energía positiva.

Un aspecto fundamental en cualquier espacio que se precie y que se vuelve de gran importancia en la cocina. La luz atrae la energía positiva hacía la habitación, por lo tanto, debe ser equilibrada. Ni mucha ni poca sino la necesaria para esa estancia. Si entra demasiada luz puede ser incómoda y habrá que regular su entrada con persianas o cortinas.

En la cocina, las lámparas de mesa o la iluminación fría no son nada recomendables. Focos o pantallas en tonos lavandas, grises o azules no son los adecuados. En cambio, los tonos cálidos como el rojo, naranja o amarillo funcionan muy bien, unido a la elección del tipo de luz cálida.

My scandinavian home

Te puede interesar leer este post 6 Pautas para organizar la cocina.

La colocación de los electrodomésticos.

No es aconsejable que el fregadero esté junto a la zona de los fuegos, ni siquiera uno frente al otro. Nuevamente, no es solo porque lo indique el Feng shui. Es de sentido común que el agua y el fuego son elementos opuestos que desarmonizan. Que un fregadero de donde sale agua esté justo al lado de una vitrocerámica o una cocina de inducción conectada a la red eléctrica, no es recomendable. Lo ideal es que estén separados por un módulo de almacenaje. En una cocina bien diseñada debe haber equilibrio entre las zonas donde hay agua y fuego. Ya que estos dos elementos ayudan a elaborar nuestros alimentos.

#el frigorífico o la nevera

Pasa igual que con el fregadero, que no debe estar frente al horno/fogón. Pero tampoco frente a la puerta de la habitación, ya que puede generar conflicto entre la energía que desprende este aparato y la que entra por la puerta. Provocando falta de armonía. Ubicar el frigo junto al fregadero nos facilita lavar los alimentos que vamos a cocinar al sacarlos de éste.

My scandinavian home

¿Tuviste en cuenta algunas de estas consideraciones al diseñar la cocina de tu casa?.

Cristina, Consejera de orden, visual merchandiser y creadora de ordenyespacios.com

Autora de Aligera tu casa Simplifica tu vida y 5 Semanas para ordenar tu casa.

¡Puedes seguirme en Instagram!.

¡Nos vemos pronto!.

Comparte si te gustó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio