Publicado el Deja un comentario

El gran riesgo de guardar la ropa de la otra temporada en bolsas al vacío

Las bolsas al vacío son uno de los accesorios más utilizados para guardar la ropa de la otra temporada que sacamos de nuestro armario. También, para reducir el volumen que ocupan edredones, mantas, almohadones y toda esa ropa de hogar tan voluminosa y que ocupa tanto espacio. Sin embargo, no siempre les damos un buen uso. Hoy te hablaré del gran riesgo de guardar la ropa de la otra temporada en bolsas al vacío.

Las bolsas al vacío nos permiten reducir hasta en un 80 por ciento el volumen que ocuparía nuestra ropa de vestir o la ropa de hogar que almacenamos. Lo que hace que se presenten como un accesorio de orden de lo más útil y una inestimable ayuda para exprimir el espacio de almacenaje en casa. Lo que no quiere decir que las utilicemos bien. Esto lo digo porque al conseguir reducir el volumen de lo guardado podemos llegar a guardar un montón de prendas y otros elementos en lugar de habernos deshecho de ellos.

Dicho esto, encontramos una gran ventaja al usarlas y es la de optimizar el espacio de almacenaje con el que contamos. Pero, también, una desventaja que no es otra que la de «ayudarnos» a acumular. Es decir, que nos «invitan» a guardar por el simple hecho de guardar. Por lo tanto el gran riesgo de guardar la ropa de la otra temporada en bolsas al vacío es acabar almacenando y dejando sitio a un montón de prendas y otros accesorios que hace tiempo que no deberían estar restándonos espacio en casa.

CONSULTAS Y SESIONES DE ORDEN.

Por lo tanto para utilizar correctamente las bolsas al vacío hay que tener en cuenta las siguientes pautas:

1. Usa las bolsas al vacío más grandes para la ropa más voluminosa.

Dentro de las bolsas al vacío encontramos un buen número de tamaños, más grandes, más pequeñas, medianas,…Las más grandes son las adecuadas para prendas muy voluminosas como plumíferos, ropa de esquí o chaquetones gruesos. Igualmente, para almacenar edredones, colchas, almohadones y mantas que ocupan mucho sino se utilizan bolsas al vacío.

Amazon

2. Usa las bolsas de tamaño intermedio para camisetas y jerseys.

Personalmente, no suelo recomendar usar las bolsas más grandes para ropa como camisetas, jerseys y prendas similares. Por mi experiencia profesional al ser tan grandes guardamos una gran cantidad de prendas en ellas de las cuales muchas acabamos por no ponernos. Sin embargo, estación tras estación las sacas una y otra vez de la bolsa sin llegar a ponértelas. De este tema te hablé y te di las claves para solucionarlo en el post 5 Consejos para hacer el cambio de armario más rápido y mejor organizado.

Amazon

3. Combina cajas y contenedores con las bolsas al vacío.

Puedes usar bolsas al vacío para guardar por categoría y, seguidamente, almacenarlas en contenedores ya sea para organizar en el bajocama o canapé o en el altillo. Igualmente, esto mismo puedes hacerlo si el lugar donde tienes la ropa de la otra temporada es un trastero. De esta manera quedará muy bien organizada tu ropa, además, de ver reducido el tamaño que ocupa. Algo parecido a lo que te recomendé en el post Las 7 Claves que mantendrán tu nevera limpia y ordenada a la hora de hacer un uso práctico del congelador.

Puedes adaptar el tamaño de la bolsa al tamaño del contenedor donde sueles guardar. Por ejemplo, si utilizas un tipo de contenedor como el de este enlace (pincha aquí) que mide 60 x 43 x 35 cm, deberás usar bolsas con medidas similares como pueden ser las de este otro enlace. Igualmente, también existen fundas y bolsas de almacenamiento al vacío que son todo en uno, como puedes ver en este enlace.

Productos de Amazon
Amazon

4. Las bolsas pequeñas para la ropa pequeña.

Puedes utilizar las bolsas más pequeñas y organizar en cajas enteladas o contenedores para prendas pequeñas como la ropa de baño, calcetines de invierno o, para guardar la ropa del bebé que queramos utilizar si tenemos previsto tener otro hijo/a. Referente a estas últimas puedes rotular o etiquetar por fuera de la bolsa a qué edad corresponden las prendas guardadas. Lo que te facilitará poder sacar la ropa conforme te vaya haciendo falta. También, una idea útil si has decidido regalarla a otra persona que vaya a tener un bebé, ya que sabrá muy bien cuando utilizar esas prendas.

No olvides guardar la ropa limpia antes de introducirlas en las bolsas y si es de tu gusto puedes añadir una bolsita de olor. En este enlace encontrarás una selección de artículos adecuados para almacenar la ropa en altillos, canapés y trasteros.

Cristina Muñoz, Organizadora profesional y Visual merchandiser. 

¡ Sigueme a diario en Instagram !

Comparte si te gustó
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *