Cómo saber si estamos reciclando bien

Llevamos muchos años reciclando. Sin embargo, un tercio de la población aún tiene dudas. Parece que aún no tienen claro dónde va cada tipo de residuo. Seguidamente, veremos cómo saber si estamos reciclando bien.

En España, el 80% de los hogares reciclamos de manera activa. Hoy aclararemos los dudas sobre qué se puede reciclar y qué no o de dónde va una cosa u otra.

¿Qué es reciclar?.

En primer lugar hablemos de qué es reciclar. Es el proceso por el que ciertos materiales de desecho pueden volver a utilizarse. Con el fin de transformarlos en un nuevo objeto.

A pesar de que no todo puede ser reciclado o reutilizado. Si que al tirar nuestros residuos utilizando los distintos contenedores, contribuimos en:

  • Que algunos productos y materiales no se conviertan en simples residuos.
  • Alargar la vida útil de ciertos objetos que de otra manera acabarían en la basura.
  • Ayudar a la preservación de los recursos naturales del planeta.
  • Reducir el consumo de recursos.
  • Abaratar los costes de producción.
  • Disminuir el gasto en recursos no renovables.

¿Qué tirar y qué no en el contenedor amarillo?.

El plástico tarda muchísimos años en degradarse. Como material de muy lenta descomposición necesitará entre 100 y 1.000 años para desaparecer. Por esta razón es sumamente importante limitar su consumo. Como resultado al hacerlo mitigamos su gran impacto en el medioambiente.

Veamos qué cosas sí se pueden reciclar en el contenedor amarillo:

  • Botellas de plástico y botes de detergente, champú, gel, etcétera.
  • Latas de conserva y bebidas.
  • Tapas y tapones de plástico, metal y chapas
  • Bolsas de patatas,
  • Los Briks de leche, zumos, sopas, etcétera.
  • Aerosoles y botes de desodorante.
  • Bandejas de aluminio y de corcho blanco, papel film y papel de aluminio
  • Bolsas de plástico.
  • Tarrinas y tapas de yogurt.
  • Tubos de pasta de dientes.
  • Envases de cerámica de yogures, cuajadas, etcétera.
  • Envases de madera de frutas y verduras, de vinos y bebidas espirituosas.

¿Qué no tirar en el contenedor amarillo?.

Hay cosas que deben ir al contenedor de restos, en lugar del amarillo. Son éstas:

  • Juguetes de plástico.
  • Los biberones y chupetes.
  • Utensilios de cocina y los cubos de plástico.
  • Vasos de papel de cafeterías.
  • Papel plastificado usado en carnicerías y pescaderías.
  • Tupper-wares y contendores de comida.
  • Botes de snacks.
  • Las cápsulas de aluminio de café.
  • Moldes de silicona para cocinar y los termos.
  • Las cajas de CD’s y DVD’s, carcasas de vídeos de VHS y cintas de casete.
  • Monederos y carteras.
  • Bolígrafos, sacapuntas, mecheros.
  • Materiales de plástico de cuadros o fotografías.
  • Envases de los medicamentos o neceseres.

¿Qué tirar y qué no en el contenedor azul?.

A diferencia del amarillo, el contenedor azul no nos genera tantas dudas. Tenemos más o menos claro lo que va en él. Podemos tirar revistas y periódicos, cajas de cereales, de zapatos, papel de envolver y cuadernos.

Claro está que es más rápido tirar las cajas sin plegar. Pero, al no comprimirlas ocuparán más espacio. Como consecuencia el contenedor en seguida estará lleno. Tan solo nos llevará un poquito de más tiempo plegarlas.

El objetivo de reciclar papel y cartón es contribuir a reducir la sobreexplotación de los recursos naturales.

¿Qué no tirar en el contenedor azul?.

Entre otros los bricks. El motivo es que además de con cartón, están fabricados con plástico y aluminio.

De manera similar, estas otras cosas no hay que tirarlas al contenedor azul sino al de restos orgánicos. Las cajas de pizza o de comida, las servilletas de papel, los papeles sucios, los pañales. No pueden ser recicladas al estar contaminados con alimentos, grasas y otros líquidos.

¿Qué va en el contenedor verde?.

En el contenedor verde hay que tirar el vidrio. Un material que puede ser reciclado al 100% en una cantidad indefinida de veces. Esto es lo que podemos tirar en este contenedor:

  • Botellas de vidrio de vino, cava, zumos, etcétera.
  • Frascos de vidrio de perfumes, colonias.
  • Tarros de alimentos, mermeladas, conservas, comida infantil.

¿Qué otras cosas se pueden reciclar y cuáles no?.

Finalmente, hablaremos de residuos que podemos llevar a puntos limpios y/o a contenedores específicos. Esto no quiere decir que puedan ser reciclados. De esta manera se controla que puedan acabar tirados en cualquier parte. Como son electrodomésticos, aparatos electrónicos, bombillas, aceites usados, muebles y la ropa.

En cambio, éstas otras cosas hay que tirarlas al contenedor de restos orgánicos. Espejos, bombillas, vidrios de ventanas y automóviles, copas de cristal, ciertos plásticos, cintas de embalar y adhesivas. Papel de fax, tickets de la compra, papel plastificado, vasos y platos de cartón, papel higiénico y servilletas de papel, etiquetas y post-it, fotos. Poliestireno expandido (bandejas para alimentos), cerámica, y cualquier otro material que contenga sustancias tóxicas, pintura o combustibles.

Cristina, Consejera de orden, visual merchandiser y creadora de ordenyespacios.com

Autora de Aligera tu casa Simplifica tu vida y 5 Semanas para ordenar tu casa.

¡Puedes seguirme en Instagram!.

¡Nos vemos pronto!.



Comparte si te gustó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio