Mi armario y yo

mi armario

Si,si del armario os he hablado un montón lo sé. Entre el reto que os propuse, de las pautas de orden y del puñado de razones que os di para deshaceros de ropa. Son bastantes las publicaciones las que le he dedicado. Así que ahora toca hablar del mío.

¿Cómo es la relación que mantengo con mi armario?. Si me remonto unos años atrás no era tan buena como lo es ahora. Estaba lleno de ropa, atestado diría yo, pero no era demasiado consciente o más bien no le daba la mayor importancia al asunto.

Siempre me ha gustado la ropa, este fue uno de los motivos del porque me formé en moda ( además de porque me encanta dibujar). Me fascinaba sucumbir a las gangas de la ropa rebajada sin pensar demasiado en si la necesitaba o no. Tampoco en si me favorecía de verdad o me encajaba por la forma de mi cuerpo. En definitiva me dejaba llevar más por el precio que por otra cosa.

Lo que suponía que la mayoría de las veces esas prendas acabaran colgadas en el armario sin que me las pusiera. Lo que implicaba que cada vez el armario estuviera más lleno, aunque mi sensación era que no tenía que ponerme.

un-fancy

Confieso que mucha de esa ropa no llegaba a ponérmela porque nunca veía el momento oportuno de hacerlo. O porque realmente no me veía favorecida con ella. Pero, en lugar de tomar la decisión de sacarla de mi armario y aceptar que no me la iba a poner. La volvía a colgar con la excusa de darle otra oportunidad más adelante o lo que es lo mismo postergaba la decisión que tarde o temprano sabía que debía tomar.

Oportunidad que prácticamente nunca llegaba. Así que la ropa seguía allí apelotonada y cada vez me resultaba más difícil encontrar la prenda que buscaba. Aunque ni por esas me planteaba eliminar ropa de mi armario.

Afortunadamente,siempre he tenido el hábito de preparar la ropa el día antes. Pero, había tanta ropa que cada vez que buscaba la prenda X para combinarla con la prenda Y no aparecía. Como si el armario se la hubiera tragado cual agujero negro en el espacio.

EL PUNTO DE INFLEXIÓN

Si echo la vista atrás no podría decir que pasó, exactamente, para que decidiera mirar de manera consciente dentro de mi armario y decidir que algo tenía que hacer. Pero, lo cierto es que ocurrió.

Empecé a pensar que teniendo tanta ropa cómo es que tenía la necesidad de seguir comprando sin parar. Me di cuenta de que la cantidad de ropa que utilizaba con frecuencia no era ni la tercera parte de lo que había en mi armario. Me atrevería a decir que ni siquiera la cuarta parte.

Me fijé que mucha ropa había dejado de gustarme o que ya no encajaba en mi estilo.

un-fancy

BORRADA DE NEWSLETTER

En el post simplificar el armario con las cápsulas de ropa os conté que estaba suscrita a muchas newsletter de tiendas de ropa. Decidí darme de baja de todas porque me creaba necesidades que no tenía. Veía tanta ropa bonita que era incapaz de no caer en la trampa de comprar alguna.

Así que empecé por ahí.

EN SU INTERIOR

Os podéis imaginar que por mucho que quisiera tener la ropa bien organizada con tanta que había era realmente complicado. La ropa se arrugaba de tan apretada que estaba, me costaba encontrar lo que buscaba y más de una prenda acababa en el fondo del armario porque se caían de las perchas.

Un día decidí redescubrir mi armario. Abrirlo de par en par y empezar a mirar lo que había dentro. Al principio me costó (un montón) admitir que si quería tener mi armario organizado y que se mantuviera en orden debía empezar por eliminar prendas.

Si del total de lo que tenía solo una cuarta parte era lo que usaba. Tenía mucho trabajo por hacer.

stylizimoblog

DEJA DE ENGAÑARTE

Empecé a entrenarme en la tarea de descartar prendas y a sentir los beneficios de hacer una buena limpieza de armario. Comenzando por las que hacía mucho que no me ponía ( o nunca me había puesto), por las que tenían un color que no me favorecían, las que estaban estropeadas (las que menos cuestan) y por aquellas que me quedaban fatal, fatal.

Algunas prendas me las había confeccionado yo y ni en la primera ni en la segunda fase de mi eliminación fuí capaz de deshacerme de ellas. Me lo tomé con calma.

Me dí cuenta del tiempo que llevaba engañándome con el pensamiento de: me la voy a poner o la necesito. Del dinero que me gastaba en prendas que no solo no necesitaba y que ni siquiera me quedaban bien. Del esfuerzo que me llevaba tener que estar buscando una prenda y del mal estado en que tenía la ropa al estar tan apretada.

De todo esto surgió el post de razones de peso por las que eliminar prendas es genial.

 

SIN DARME CUENTA

Esa costumbre de examinar y decidir lo que se quedaba o se iba de mi armario se convirtió en habitual. Nunca lo hice coincidiendo con un cambio de temporada ( como suelo decir el momento lo elige una y no tiene porque coincidir con un momento concreto). A día de hoy no me supone ningún problema deshacerme de la ropa, al contrario me siento muy bien. Es más el cambio de armario no me supone ningún esfuerzo.

Pude decir adiós a esa ropa que me había cosido yo y, al final, no me supuso ningún trauma. Porque me di cuenta de que era solo eso ropa. Ropa que en un momento dado de mi vida me había sido útil pero que ya no lo era.

Nos cuesta mucho tomar la decisión, pero es muy liberador. Porque te das cuenta de que nos atamos a las cosas creando lazos con ellas que no tienen demasiado sentido. Como si no fueramos capaces de vivir sin ellas o como si realmente nos fueran necesarias para respirar.

stylizimoblog

ES EL LUGAR

Cuando me preguntan por donde empezar a organizar una casa. Digo: Hazlo por tu armario porque es tu espacio más personal en el puedes poner en práctica el descarte y la manera de organizarlo sin que nadie te lo cuestione.

De esa relación amor/odio con mi armario aprendí mucho. Por eso puedo entender a las clientas que confían en mí para organizar su armario y conseguir que se amolde como un guante a sus necesidades. Aquí tienes mis 6 pautas para mantener el orden en tu armario.

De cómo organizarlo os hablé en cómo organizar el armario en 4 pasos y en organiza tu armario, así que os remito a ellos.

Si te planteas enamorarte de nuevo de tu armario, si crees que ha llegado el momento de examinarlo a fondo puedes seguir mi Reto 4 días para tener un armario que se amolde a ti.

Pero, también tienes la posibilidad de que te asesore de manera presencial (1a. visita gratuita) o de manera online. No te cortes y pregúntame lo que quieras aquí aquí. 

Cristina, Decoradora y organizadora de espacios. ¿Necesitas ayuda personalizada?

Sígueme en Pinterest, en Facebook, en Instagram.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s