Planificarse las tareas de casa

 

Tareas 9 semanas.png

En estas 9 semanas para tener tu casa organizada hemos pasado por cada una de las habitaciones de la casa. Analizando cada rincón, mirando lo que guardamos y cómo lo guardamos. Tomando decisiones sobre nuestras cosas y pensando en la mejor manera de organizarlas.

El método que he compartido con vosotras/os es bien simple: Miro y analizo lo que guardo, por qué lo guardo y, finalmente, decido cómo. En resumidas cuentas es ser conscientes de lo que guardamos en casa y de cómo lo hacemos.

No hay método mágico que haga las cosas por nosotros, ni que las mantenga como las dejamos, ni que nos de la solución perfecta para cada uno.

El método adecuado es el que se adapta a las circunstancias de cada familia. Pero, lo que está claro es que: A más cosas tenemos, más difícil es mantenerlas en orden. Es una obviedad, pero la acumulación de cosas nos da mucho trabajo.

Hoy de lo que quiero hablaros es de planificarnos las tareas de casa. Como decía antes debemos mantener el orden logrado con tanto esfuerzo y para ello lo mejor es establecerse una serie de rutinas.

Cuando hablamos de rutinas (la próxima semana hablaremos más profundamente) algunos/as nos da pereza hasta la palabra. Lo asociamos con la monotonía, con algo que se repite una y otra vez. Si no le queremos llamar rutinas, llámemosles costumbres. Que sin darnos cuentas, y después de haber repetido una y otra vez las convirtamos en automáticas.

johannabradford

 

Ser conscientes

Como antes te decía hay que ser conscientes de lo que hacemos, de cuando lo hacemos y de cómo lo hacemos. Seguro que en alguna ocasión te has encontrado dando vueltas por la casa con cosas en la mano y te has parado para preguntarte: Qué iba a hacer ahora o a dónde iba con esto y has mirado lo que tenías en las manos.

Vamos con prisas y, muchas veces, no prestamos atención a lo que hacemos. Lo que supone un inconveniente porque perdemos el tiempo y podemos acabar haciendo lo mismo dos veces. También es un desgaste mental si tienes que estar pensando en lo que has hecho, lo que te queda por hacer o lo que ya hiciste.

Así que si eres consciente de lo que haces cada día, podrás tener la casa bajo control y no tener esa sensación de que la casa puede contigo y no tú con la casa.

Cocolapinedesign

 

Planificar rutinas

De por sí mantener la casa en orden puede resultar tedioso. Pero, lo es más si te tienes que parar a pensar cuando hiciste esto o cuando aquello. Ya sabes la típica pregunta de: Tengo que cambiar las sábanas o toca lavar las toallas.

Te he preparado este Planning semanal de tareas de casa descargable para que lo puedas imprimir y poner en un lugar visible. En él podrás asignar a cada una de las tareas un día y a cuál de los habitantes de la casa le toca hacerlo. Como suelo decir pasa por adaptarte a tus circunstancias, necesidades y estilo de vida. Pero, es bastante positivo tenerlo por escrito porque puede haber un compromiso por parte de todos en cumplir lo que le toca hacer a cada uno.

Lo ideal sería que igual que para los menús te recomendé que lo hicieras en grupo (todos los que habitan la casa), lo mismo te recomiendo para las tareas. De esta manera se mostrarán más colaboradores que si les impones la tarea sin preguntarles o consultarles. Ya sabes aplicando un poquito de psicología, en el caso de los niños y los que no son tan niños puede funcionar mejor.

Repartir tareas

Las cosas de casa es cosa de todos. Cada uno en proporción a su edad puede hacer unas u otras. Lo que no puede ser es que se lo cargue todo la misma persona y vaya agobiado/a porque no llega a todo. Pero, estos son asuntos que hay que dirimir dentro del clan familiar.

Con el reparto de tareas todos seremos conocedores de lo que supone el mantenimiento de una casa. De que si entre todos colaboramos a mantener la casa limpia y ordenada, viviremos mejor y sacaremos tiempo para hacer otras cosas que nos gustan más que estar limpiando y recogiendo.

Haced una pequeña reunión donde repartirlas. Uno dirá que se le da mejor planchar ( ¡¡¡) y  otro que barrer. ¡La cuestión es repartirlas!. Poned en un papel todas las tareas que implican una casa y, después, decidid quién las hace y cuándo.

  • Poner la mesa.
  • Limpiar el baño.
  • Poner la lavadora.
  • Recoger la colada.
  • Planchar.
  • Barrer o aspirar.
  • Fregar el suelo.
  • Limpiar el polvo
  • Limpiar la cocina.
  • Hacer las camas.
  • Cambiar paños, toallas y sabanas.
  • Etc.

Distinguiendo lo que se hace cada día de lo que se hace una o dos veces por semana.

Nuestras costumbres o rutinas

Te cuento mis costumbres diarias y semanales, las que por repetición hemos establecido y a día de hoy nos funcionan en casa. Cuando trabajaba por cuenta ajena, la gran mayoría de las tareas las concentraba en el sábado. Ahora que suelo hacerlo desde casa algunas las hago a lo largo de la semana. Aunque la mayoría sigo haciéndolas en ese día.

A diario: Hago las camas mientras se estabiliza el ordenador (trabajo desde casa) y aireo 5 minutos las habitaciones (en invierno). La cocina la dejo limpia cada vez que la usamos y, así, se va manteniendo sola. Cuando estoy trabajando en casa aprovecho para poner una lavadora, solo si veo que me va dar tiempo de ponerla y tenderla ( no me gusta dejarla dentro de la lavadora y evito la secadora en la medida de lo posible).

Si se ha secado por la tarde la recojo y guardo, ya te conté mis rutinas en la colada y la plancha organizadas. La mesa la ponen los niños y la comida la hace mi marido y la cena, yo. A veces, cambiamos las tornas.

Cuando llega la hora de la ducha. La ropa que se quitan la llevamos al baño a los cestos (ropa de color y blanca). Aunque he establecido que me pregunten por si la llevan directamente a la lavadora o no.

Semanalmente, cambio de toallas ( algunas veces lo hago dos veces por semana, depende) cuando friego el baño en profundidad. Y las sábanas las cambio los sábados, también. Además, de barrer, limpiar el polvo y fregar el suelo. Si voy con tiempo aprovecho para hacer limpieza profunda en el interior de algún mueble o algo así. A groso modo es cómo lo hacemos en casa.

 

johannabradford

Hábitos diarios y en proporción

 

Tengo establecido pequeños hábitos como limpiar le encimera de la cocina o la del baño después de usarlos. O dejar preparada la ropa del día siguiente. Son pequeños gestos diarios que van sumando y que sin darte cuenta lo acabas haciendo en modo automático.

En proporción al tiempo del que dispongas haz las cosas. No se trata de darte atracones sino de adquirir pequeñas costumbres diarias. Lograr mantener organizado nuestro hogar está íntimamente ligado a tener hábitos y rutinas, esto es incuestionable. Costumbres adquiridas que forman parte de un método o sistema de organización hecho a la medida de nuestro estilo de vida.

Comparte tus avances en el grupo de Fb. 9semanasparatenertucasaorganizada.

Feliz día y gracias por leerme.Cristina

SÍGUEME EN PINTEREST, EN TWITTER, EN FACEBOOK, EN INSTAGRAM. EN EL CLUB DEL ORDEN.
AL SUSCRIBIRTE AL BLOG, NO OLVIDES PEDIRME GRATIS MI GUÍA EXPRÉS PARA HACER UNA LIMPIEZA DE ARMARIO.

Sigue este enlace y mira cómo puedo ayudarte a reorganizar cualquier espacio de la casa. Servicio presencial on line,cómo mejor te venga.

 ¡Descubre mi otro Blog!.

 

6 Replies to “Planificarse las tareas de casa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s