Deja de engañarte, hay cosas que no necesitas

Deja de engañarte hay cosas que no necesitas.jpg

Desde pequeña he sabido administrarme bien el dinero, esas pequeñas pagas que me daban mis abuelos o mis padres. Las exprimía al máximo y les daba mil vueltas hasta sacar a ese dinerito todo el partido posible.

Puede que eso me enseñara a no ser una persona gastosa y a aprovechar el dinero en cosas que pensaba que me eran útiles. A pesar de todo esto que os cuento hasta no hace mucho no he sido plenamente consciente de que gastaba dinero en cosas que son perfectamente innecesarias.

La falsa creencia de que el status o el nivel de vida nos lo ofrecen todas esas cosas materiales que podemos adquirir con dinero. De que a más cosas podemos comprar mejor nivel de vida tenemos. En mi humilde opinión es un auténtico error. Sumergirse en ese mar de necesidades que en el fondo no tenemos, es entrar en una espiral.

Una espiral que nos genera un montón de sensaciones, situaciones y circunstancias que en la mayoría de las ocasiones no logran llevarnos al supuesto estado de bienestar que buscábamos. Muchas veces esa cantidad de elementos que adquirimos con el fin de mejorar nuestra vida no hace más que complicarla.

Coco Lapine design

A más cosas tenemos en casa, más difícil es mantenerlas organizadas. Con el consiguiente sobreesfuerzo de intentarlo y la frustración de no conseguirlo. Definitivamente, simplificarnos la vida pasa por dejar de pensar que comprando y acumulando cosas nuestra vida es mejor.

Junto a la acumulación y no elegir el sistema de organización correcto. El comprar cosas que no necesitamos se convierte en los 3 enemigos del Orden que hay que combatir.

Honestamente, siempre he preferido llevar una vida más sencilla. Sin demasiados extras ni cosas que no me pudiera permitir. Pero, cada vez veo más necesario huir de necesidades creadas, de quitarme de la cabeza que comprar ciertas cosas me van a hacer la vida más sencilla.

Coco Lapine design

 

#para tener una casa organizada

Cuando te planteas tener tu casa organizada hay dos cosas que debemos tener muy claro. Con seguir acumulando  y no parar de comprar cosas accesorias no conseguiremos nuestro objetivo. ¡Esto es así!. Tener una casa organizada significa que cada cosa ocupe un sitio, como hemos hablado en tantas ocasiones.

Un lugar lógico, según el objeto y su uso, donde sea fácil de coger y dejar. Lo cierto es que cuando tenemos más cosas que hueco para colocarlas, la cosa se complica. Cuando compramos cosas que no necesitamos empezamos a acumular.

Ten solo lo que necesitas y dale un hogar a lo que usas. Todo lo demás te sobra.

Copia de cómo.jpg

 

NO TE ENGAÑES, NO LO NECESITAS

Hay ciertos pensamientos que no ayudan, precisamente, a evitar dejar de comprar aquello que no necesitamos. Pensamientos que si empezamos a desterrar de nuestra cabeza iniciaremos el camino de la simplificación.

Un camino que podría llevarnos a contar con tiempo extra y con dinero para usar de una manera más satisfactoria. Más allá de lo material, siendo más consciente de cómo gastamos nuestro tiempo y nuestro dinero.

#no comprar sin pensarlo bien

Esto es un hábito que en la mayoría de los casos debemos cambiar. No comprar las cosas empujados por una supuesta necesidad o por el impulso de comprar una ganga. Para, después, pensar qué hacemos con ellas o dónde las vamos a colocar. Hay que planteárselo al contrario, antes de comprar piensa si de verdad lo necesitas y qué lugar ocupará en tu casa.

#no comprar cosas materiales para satisfacernos

Comprar me hace sentir bien, pero, ¿Cuánto rato nos hace sentir bien?. Es buena esa excusa de: Hoy estoy deprimida, me voy de compras. Quizás ese dinero que te gastas en cosas accesorias podrías ir ahorrándolo para dedicarlo a un pequeño viaje más adelante. O a otra cosa que no sea una mera satisfacción material que se borrará rápidamente de tu pensamiento.

Quizás, sería mejor invertir más en momentos que en cosas tangibles.

Coco Lapine design

#cómo evitar el exceso de gasto

Te propongo algo que llevo haciendo un tiempo, que no es otra cosa que dejar pasar una semana antes de comprar algo. Por ejemplo, esa blusa que has visto que en el fondo sabes que no necesitas. Pero que te gusta mucho y estás deseando que se venga a casa contigo. Piensa durante ese tiempo (7 días) qué ganas y qué pierdes comprando esa blusa.

#dejar de pensar que cómo puedo devolverlo

La posibilidad de devolver un artículo suelo ser una justificación del gasto de más. Como resulta fácil hacerlo. Pues, compramos y ,después, si tenemos que devolverlo pues no pasa nada. Pero en realidad si que pasa, pasa que tendremos que dedicar tiempo para devolverlo. Busca el ticket, vuelve a la tienda, espera para la devolución y de vuelta a casa. No es mucho mejor pensar todo esto antes de hacerlo.

Junto a este pensamiento tenemos algunos parecidos como: Y si no lo vendo, o lo regalo o lo dono. Acciones que nos ocupan tiempo y esfuerzo.

Coco Lapine design

 

#cómo evitar la acumulación

Una de las cosas que no ayuda a evitarla, es pensar que todo lo podemos arreglar. Que por eso es mejor guardarlo que tirarlo. Habrá ciertas cosas que merezcan la pena, pero no todo. Además, ¿Nos compensa,realmente, arreglarlas?. Sino tenemos los materiales tendremos que comprarlos (lo que supone un gasto) y buscar el tiempo suficiente para que quede bien.

Antes de guardar nada que esté estropeado piensa bien, no solo si merece la pena hacerlo, también si vamos a poder dedicarle tiempo al arreglo y si compensa dejar que siga ocupando sitio en casa, sin cumplir función alguna. 

Los por si acaso, tampoco es que ayuden mucho. Cuántas veces habremos guardado cosas con la excusa del por si lo necesito, aún sabiendo que no lo vamos a necesitar nunca más.

Con todo esto quería enumerar en cuántas ocasiones realizamos acciones que nos incitan a comprar de más y ,por consiguiente, a llegar al punto de acumular. Cuanto tiempo malgastamos en cosas/acciones que no merecen la pena.

Hoy os propongo un Reto: Para empezar a adquirir un hábito.  Aunque ya sabemos que no se adquieren de un día para otro, puede que ni siquiera de un mes para otro. Pero se logra conseguir.

Copia de Deja de engañarte hay cosas que no necesitas.jpg

Mi propuesta es la siguiente: Cuando tengas la tentación de comprar, y te hablo de cosas que en realidad no te hacen falta. Piénsalo una semana y, después, decide. Haz una lista semanal de las cosas que has evitado comprar y de cuánto te has ahorrado.

¿Te apuntas a hacerlo?. Reto di no a comprar de más. #dinoacomprardemás

Feliz día y gracias por leerme.

Cristina, Decoradora y organizadora de espacios

Sígueme en Pinterest, en Twitter, en Facebook, en Instagram. En el club del orden

Si te suscribes al blog para estar al corriente de todo lo que publico. Podrás pedirme gratis mi Guía exprés para hacer una limpieza de armario.

Descubre mi otro Blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s