Un hogar ordenado como terapia al ritmo diario

1.jpg

Aportar orden a nuestras vidas nos ayuda a conseguir un estado de tranquilidad. Aunque quizás sea un imposible imponer orden en todos los aspectos de ella, si podemos organizar nuestro hogar hasta convertirlo en ese remanso de paz donde recuperar el equilibrio diario.

Organizar nuestras posesiones de forma consciente y reflexiva es el mejor antídoto contra el ritmo acelerado que nos impone cada una de nuestras obligaciones diarias. Ver que tu casa está ordenada te inspira sensación de control y todas las tareas se te vuelven más fáciles de hacer.

Piensa en las sensaciones que te producen un espacio ordenado y limpio frente a otro que no lo está. Delante del primero sientes calma y relajación, en cambio lo que te inspira el segundo es irritabilidad e incomodidad. Hay una relación muy estrecha entre el orden mental y el de nuestro entorno.

El orden exterior influye en el orden interior. Y viceversa.

pinterest

 

Pero,¿ Qué pasa cuando no hay orden ni dentro ni fuera de casa?. Pués, que no hay donde refugiarse de ese ritmo diario que nos impone nuestro estilo de vida, obligaciones y más obligaciones. Llegamos a casa y no nos sentimos a gusto ni en nuestro propio hogar. Esto es algo que nos acaba por afectar en el ánimo.

Cuando hablamos de desorden en casa podemos haber llegado a él por distintas situaciones o causas, pero solo hay una manera de salir de él.

 

  • El desorden habitual en una casa puede reflejar distintas situaciones emocionales (estrés, ansiedad o depresión). El no sentirte bien, interiormente, acaba por afectar a tu propio hogar, porque se te acaban acumulando las tareas y las cosas por recoger. Cuando te das cuenta tu casa te hace sentir mal, te faltan las ganas y ya no sabes cómo salir de ahí. Acabas metida en un bucle del que parece difícil salir.
  • El desorden puntual puede deberse a un problema con la gestión del tiempo. Cuando tenemos un cambio o una nueva etapa de vida (niños, separaciones, trabajo, etcétera.) tenemos que entender que el entorno en el que vivimos debe ajustarse a la novedad. Si no lo controlamos puede convertirse en algo habitual.

 

Tanto en uno como en otro caso la solución es un método de organización para retomar el control. Si lo que nos ha ocurrido es que lo hemos perdido, hay que volver a hacerse con él. Lo primero es ser conscientes de la situación y entender que el orden es la herramienta que te va a hacer posible disfrutar de una vida más simple. Que te permitirá darle valor a lo importante para que todo tenga su tiempo.

myunfinishedhome

Tener un método de organización nos ayuda a simplificar nuestras vidas, a poder darle importancia a lo que lo tiene y a tener más tiempo para disfrutar. No se trata de hacer más cosas al cabo del día, sino de priorizar, de ser conscientes de cómo y en qué invertimos nuestro tiempo. No podemos echarle la culpa a la falta de tiempo, porque el día tiene 24 horas, solo se trata de organizar bien esas horas, y lo cierto es que todos podemos lograrlo.

Te habrás dado cuenta de cuantas veces te he hablado a lo largo del post de la consciencia para poder organizarte. Durante el día hacemos un montón de cosas, pero no siempre, estamos poniendo los cinco sentidos cuando las hacemos.

Así que el fin de organizarse no es hacer más cosas por día, sino hacer las que sean importantes para poder dedicar un tiempo, por pequeño que sea a lo que nos hace feliz.

Hay muchas actividades/acciones/rutinas que debemos realizar cada día que pueden gustarnos más o menos, pero que debemos hacerlas. Cuando llevas tu día a día organizado y tu casa está en orden,vas más tranquila por la vida y la rutina diaria se te hace más amena y más fácil de sobrellevarla.

 

Un método de organización ideal para ti

Es aquel que se amolda a nuestro estilo de vida, el que nos resulta cómodo de mantener a largo plazo. Esa es la clave para que sea duradero en el tiempo. Debe ayudarnos a que se nos haga la vida más fácil en el día a día.  El buen sistema de organización es aquel donde es tan fácil coger y encontrar las cosas, como volver a dejarlas en su sitio.

Cada hogar tiene unos hábitos, unas rutinas y unas maneras de hacer las cosas, con lo cual el sistema de organización que adoptemos debe adaptarse a nosotros como un guante. Porque todos no somos iguales, ni hacemos las mismas cosas, ni necesitamos lo mismo.

Lo cierto es que el orden que estableces en tu casa y en tu interior acaban por trascender al resto de tu vida. Cuando empiezas a organizar y colocar las cosas de manera reflexiva te darás cuenta que también colocas tus emociones en su sitio. Te percatarás de que a la vez que eliminas todas esas cosas que no te sirven, desechas sentimientos que te dañan. No solo limpias y organizas el exterior (casa) sino que también recolocas el interior (mente). Finalmente verás con claridad que es lo que necesitas y que no.

Como antes comentaba el desorden es el reflejo de un interior que no funciona bien. Cuando no somos conscientes de lo que hacemos ni de cómo lo hacemos, acaba por afectarnos en muchas facetas de nuestra vida. Cuando nuestro interior está desordenado todo nuestro entorno acaba por estarlo. Empieza por meditar como llegaste hasta este momento y prepárate para  cambiarlo.  Recuerda que el momento para cambiarlo es hoy.

Cuando pones orden en tus espacios físicos acabas ordenando tu vida y tus emociones.  Cuando tu casa está en orden la probabilidad de que tu mente también lo esté se multiplica.

 

Feliz semana . Cristina

Decoradora y organizadora profesional de espacios.

Sígueme en Pinterest, en Twitter, en Facebook, en Instagram.

Únete a nosotros, únete a el club del orden.

Sígueme en mi otro blog Con Gafas de color

Suscríbete al blog para estar al corriente de todo lo que publico. Y recibe gratis mi Guía exprés para hacer una limpieza de armario.

Anuncios

6 Replies to “Un hogar ordenado como terapia al ritmo diario”

  1. Ay, el famoso bucle… me resulta familiar, y es que hay veces en la vida que es inevitable pasar por esas etapas que nos desestabilizan por dentro y por fuera. Grandes consejos, Cris! Un abrazo!

    Me gusta

  2. Hola, Isa. Es verdad que todos hemos pasado por situaciones que nos han podido generar más estrés. Pero tener un hogar organizado donde refugiarte del mundanal ruido puede contrarrestar ese estado.
    Siempre es un placer que te pases por aquí.
    Un besazo. Cris.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s